Seguidores

sábado


















Cuando su confesión lastimó mis oídos me dije no lo escuches, no te ahogues en su mar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes recientes